Desabrochando a Martha

Posts Tagged ‘escribir

1. No me gusta el queque
2. No me hicieron fiestas de cumpleaños cuando era pequeña
3. En mi época universitaria, mis fiestas era épicas
4. Hago la cuenta regresiva desde muy pequeña
5. Llamaba a mis papás a la oficina para recordarles que faltaban x número de días para mi cumple y después colgaba
6. De grande también
7. Después de la primera semana, mi familia se harta, lo cual no quita que lo siga haciendo
8. La lista de regalos comenzó con mi amiga Melili
9. La gente nunca adivina mi edad
10. Nací el mismo día que se conmemora la caída de la primera bomba atómica
11. El mejor regalo fue un viaje a México a mis 15 años.
12. Casi nunca saco vacaciones el día de mi cumple
13. Para una fiesta, puse instrucciones específicas de lo que debían hacer mis invitados antes de llegar: terminé con 15 paquetes de herraduritas de Giacomin
14. Mi mamá y mi hermana me mandaron flores al colegio para un cumple y mentí despiadadamente, diciendo que me las había mandado un mae que conocí en la playa unas semanas antes.
Nota aclaratoria: sí conocí al mae y hablábamos por teléfono, es más, fue el primer mae con el que baile salsa… solo que el no me mandó flores.
15. Me gustan los días lluviosos… nada tiene que ver con mi cumple… pero bueno, diay… fijate vos…

Anuncios

1012449_482735655143958_657395739_n

 

La verdad es que es muy difícil aceptarlo tan públicamente como en un blog.  Yo siempre lo he sabido, desde pequeña en realidad.  Es más, creo que mis papás y mis hermanos siempre lo sospecharon, pero no era un tema que se hablara abiertamente… es decir, mi conversación sobre sexualidad con doña Martha se dio a mis 18 años, en la romería antes de irme de intercambio, cuando ella me señaló una valla de condones Durex y me dijo: “bueno… ya sabe…

Así es que esto de hablar de cuál era mi preferencia sexual, no era algo que se diera.  En fin, lo cierto es que a mí siempre, desde pequeña, me han gustado los hombres.  Es más, a los 5 años le pedí a Leonarndo García que fuera mi novio, pero me dijo que no porque era novio de Stephanie.  Eso no impidió que en todas las fotos de anuario yo saliera viéndolo, con ojos de vaca ahorcada.

Ufff… la verdad es que es un alivio admitir mi heterosexualidad y que todo el mundo lo sepa de una vez por todas: me gustan los hombres,  me encantan los hombres.

…así es queeeeee… ¿qué hay de comer?…

Suena raro, ¿verdad?

O sea, ¿qué es este tipo de payasada, Martha?  ¿Qué te está pasando por la mente?

Bueno, si les parece una tontera que yo haya admitido que soy heterosexual, ¿por qué es una necesidad que nuestros amigos homosexuales lo admitan públicamente?  ¿Qué es ese deseo casi mórbido de señalar al otro para poder ponerle una etiqueta?  ¿Qué será?  ¿Pensamos que los vamos a rescatar de sus ataduras y le vamos a otorgar la libertad ansiada de ser lo que son?  ¿En serio pensamos que tenemos ese poder?  ¿O será más bien que lo ocupamos para poder hacer/resistir chistes denigrantes, ponerles apelativos despectivos y asegurarnos de no salir medio chingos delante de ellos porque y vaya a ser que les guste todo esta belleza que hizo mi mamá y Dios me dio.?

No me tomen a mal: entiendo que hay una necesidad individual por aceptar el verdadero Yo con todo y ángeles, demonios y bestias. Si es su deseo admitirlo porque ya no puede más, no puede seguir aparentando lo que no es o simplemente le dio la regalada gana… pues hágalo, que aquí todos creemos ser libres.

Mi crítica es hacia todas las personas que exiguen que alguien “lo admita”, es hacia ese egocentrismo, ese narcisismo que sentimos por encasillar a los que nos rodean.  Y lo digo en primera persona plural porque, por mucho tiempo, yo lo sentía así.  Por un lado, porque soy curiosa, por el otro porque en eso se esta convirtiendo esta sociedad.
El día que me di cuenta del error estaba hablando con un ex.  Él cayó en cuenta que amar se siente igual en cualquier cuerpo, se siente rico compartirlo y que qué importa si al vecino le gusta hacerlo con un tipo o una tipa, siempre y cuando no le haga daño a nadie, por supuesto.

¡BOOM! Su cerebro explotó.

Lo cual es cierto: el saber su sexualidad no le da un valor agregado a nuestra relación de amigos, porque lo interesante es que no le quita su habilidad para compartir secretos, frecuentarnos para tomar un café y contarnos nuestras vidas, acompañarnos en los momentos difíciles, celebrar acontecimientos magnánimos y participar de las cosas que le gusta al otro, en la seguridad que brinda el cariño mutuo.

A lo que voy es que dejemos vivir al otro a como nos gustaria que nos dejen vivir…

Weekend

Reuniones desde las 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde.  Discusiones todo el día.  Correos de gente enojada, que creen cómo hacer mi trabajo.  Leer 100 páginas de textos que no entiendo para la Universidad.  Atrasos en las entregas.  No tener tiempo ni para descansar.  La mente trabajando, día y noche, pensando en lo que queda pendiente.  Sin media hora para ir a correr.

Será por el propósito de este año de llevar la vida más despacio o será que de verdad estoy teniendo semanas del orto, que cuando llega el fin de semana solo quiero quitarme los zapatos, el bra, llenar mi refri de comida chatarra y desperdiciar oxigeno viendo televisión… es que los disfruto tanto

Sé el calibre de mi fin de semana, cuando decido irme temprano el viernes para disfrutar de la vida, pero me veo todavía conectada a las 7p.m.  Lo cual significa una sola cosa: hay demasiada pereza como para llegar a cocinar.  Para ir de compras al supermercado no, esos son otros cien pesos, eso de verdad lo disfruto… pero para llegar a pensar qué comer y de hecho cocinar… nah ah… el amor no da para tanto.  Así es que, muy probablemente, termine comprando comida: Subway, Spoon o BK (solo porque tengo unos cupones de 2×1 en Whopper).

Pero el cansancio es tanto, que devoro los alimentos y me quedo dormida, con la tele y la luz prendidas, los lentes puestos, la jeta sucia… y bueno, a media noche estoy forzando mi cuerpo a que se levante hacer lo que sea que tenga que hacer para descansar.

A la maña siguiente solo hay un plan: levantarme a vivir cuando ya no tenga sueño.  Muchos de ustedes pensarán que ya me convertí en la Bella Durmiente, porque siempre tengo sueño.  Pues no, lo cierto es que ya a las 10 de la mañana estoy radiante, viendo el mundo con ojos diferentes.

Lo que prosigue es un buen brunch: un vaso de agua para ayudar la digestión, huevos, pan, fruta, café con leche y pueda ser que ya me haya comido uno o dos chocolates durante la preparación.  Quiero que quede claro que cualquier tiempo de comida, de aquí en adelante, se realiza exclusivamente en mi cama, frente a la tv.

Bueno, cualquier momento de la vida sucede en la cama viendo Investigation Discovery o mi nuevo canal favorito, TNT Series.  El único momento en que circulo a lo largo de mi casa es para ir al baño o traer más comida.

Siendo terriblemente honesta, hay veces que el cargo de conciencia es grande (por eso de no hacer nada productivo), lo que me empuja a lavar ropa, platos o acomodar el típico sillón donde uno tira todo.  Advierto que eso sucede en lapsus: cuando termina un programa o están dando comerciales o el zapping no es lo suficiente como para mantenerme hipnotizada.

De pronto, llega el momento inevitable: después de que ha llovido, he tomado la siesta, jugado Candy Crush Soda hasta la saciedad, me pongo las tennis y voy a correr.  Al regresar a la casa, tomo una ducha eterna (si se fijan: no, no me baño hasta que sea justo y necesario), pongo música a todo volumen y preparo una deliciosa cena.

Es probable que el domingo se repita de la misma manera, pero con algunas diferencias.  Pueda ser que quede con alguna amiga para ir a desayunar a alguna parte.  O que en vez de ver Investigation Discovery, ponga una película.  En vez de correr después del aguacero, no salga del todo.  En vez de cocinar, solo recicle lo que quedó de la cena del día anterior.

Eso sí, a las 10 de la noche, en punto y como todos los días, suena la alarma para recordarme que ya es hora de dormir.  Aquí pueden suceder dos cosas.  La primera es que de vueltas y vueltas y vueltas porque no tengo sueño.  O bien, que justo en ese momento esté viendo algo súper interesante (como Harry Potter y la Cámara Secreta) y ni modo.

Ustedes, ¿cómo pasaron el fin de semana?

Un buen hijo de p...

 

 

  • Título: Un buen hijo de p… Una fábula
  • Autor: Ismael Cala
  • Páginas: 304
  • Idioma: Español

Ismael Cala es uno de mis entrevistadores favoritos porque pasa de temas light a temas profundísimos con personalidades latinoamericanos.  En definitiva, sus entrevistas son supremas y a cómo tiene paciencia para escuchar, también se cabrea y da su lugar cuando tiene que hacerlo.

Así es que cuando doña Martha me regaló Un buen hijo de p… Una fábula para Navidad, dije: este tiene que ser una gran historia.  No hay que negar que el nombre es sugestivo y, tomando en cuenta de las obras literarias de otros periodistas, pensé que su manera de escribir podría ser aterrizado y terrenal.

La historia es la relación de un veinteañero, Cris, y su coach, Arturo, en la búsqueda de ser un mejor ser humano para reconquistar al amor de su vida, María, quien lo llamó un buen hijo de p… delante de sus compañeros de trabajo.  Obvio que el orgullo del pobre diablo estaba herido y su corazón roto en un millón de pedazos.

Sorprendentemente, de las 304 páginas, 54 son entre introducción, agradecimientos, explicando de dónde salió el libro, quién es la mamá, el perro, el gato, el vecino que lo ayudó y, al final, preguntas de como para un libro club y una respuestas a posibles preguntas al autor.

Entonces, la fábula se convierte en un intento coheliano de escribir una novela con tintes de autoayuda, específicamente, de cómo reconquistar a un ex.  Las personalidades de los personajes eran tan parecidos, que en ocaciones tenía que devolverme en los diálogos para ver quién era el que estaba diciendo qué.

Creo que es necesario aclarar que no me gustan los libros de autoayuda.  Por más irónico que parezca, soy fiel creyente que nadie tiene la suficiente sabiduría mundial como para decir qué hay que hacer para vivir feliz y satisfecho.

Así es que en resumen: sí, este fue otro libro que no me gustó.

P.S. I love you

  • Título: P.S. I love you
  • Autor: Cecilia Ahern
  • Páginas: 512
  • Idioma: Ingés

Una de mis películas favoritas de la vida es P.S I Love You.  Esa es la típica a la que recurro cuando quiero quedarme un domingo en mi casa, con un tarro de helados, refrescos y cochinadas como Doritos y así.  Por lo mismo pensé: este libro tiene que ser una cuestión en la que uno no para de llorar.

La historia comienza cuando a Holly Kennedy, una joven que no ha cumplido 30 años, queda viuda.  Está deprimida en su casa, sin trabajo y sin ganas de ver ni a su familia, cuando su madre le dice que tiene un paquete en la casa de ella.  Cuando lo va recoger, resulta que son notas mensuales con instrucciones, escritas por su marido.  Esto la ayuda a salir del hueco donde está, poco a poco.

Mis expectativas eran altas.  La película es muy buena para quienes les gusta este género.  Pero este ha sido uno de esos casos poco comunes en los que es mejor la película adaptada que el libro.  La idea original es estupenda, pero mete tantos personajes que no se sabe para qué tantos: la mae tiene tres hermanos, dos papás, dos amigas, dos amigos, la gente del trabajo, los amigos de los hermanos, los sobrinos, las parejas de los hermanos… que casi que necesita poner un árbol genealógico como para ubicarse.

Se me hizo eteeeeeeeerno terminarlo de leer y, cuando me di cuenta, más bien me estaba estresando porque no lo terminaba por más que lo leía. Pasan muchas cosas en ese proceso, pero como que no tienen relevancia o no le agregan mucho a la historia.

Bueno, lo pongo así: lo perdí.  No sé dónde lo dejé.  Freud diría que era menos displacentero dejarlo perdido, que seguir leyéndolo… y ni me dio ganas de volverlo a comprar… ni para tenerlo en Kindle.

IMG_20150108_211635

  • Título: The Best Exotic Marigold Hotel
  • Autor: Deborah Moggach
  • Páginas: 336
  • Editorial: Random House Trade Paperbacks
  • Idioma: English

Este libro lo compré en un impulso de viernes negro: estaba dispuesta a despilfarrar dinero en regalos y Amazon, tan servicial como siempre, me sugirió este libro basado en mis búsquedas.  Estaba a buen precio, me gustó que estuviera mayormente ambientado en India y lo compré de una.

Cuando salió la película, me moría por irla a ver pero, con los enredos de la vida, no fui.  Así es que con mayor entusiasmo lo empecé a leer.

La historia comienza con el dilema de un matrimonio inglés: qué hacer con el padre de la esposa, un adulto mayor, pensionado, que no puede vivir solo y ya no lo aceptan en ningún asilo de ancianos.  El marido, un doctor oriundo de India, le comenta el dilema a su primo, a quién se le ocurre abrir una casa de retiro en Bangalore… pero cuando los resientes comienzan a llegar, se dan cuenta que el paraíso presentado en la publicidad está lejos de la realidad.

La historia es una gran idea que te hace reflexionar sobre el futuro personal (¿quién va a cuidar de nosotros cuando estemos viejitos?), presentando una realidad triste (¿quién cuida de nuestros abuelitos?)

Hay momentos en los que, de verdad, estallé de la risa y otros en los que me dejó pensando en el futuro.

Al mismo tiempo me parece que la autora trató de meter muchos personajes para explotar muchos temas controversiales, pero no le dio el tiempo en tan poquitas páginas.

Para mí, este es el libro ideal para leer después de terminar uno muy intenso, del que no has superado el duelo del final.

 

Nota aclaratoria: La siguiente conversación por chat es verídica: imposible inventar una cosa como estas.  He obtenido autorización de las participantes para editarlo y compartirlo en el blog. 

Marcia: hello, ¿puede hablar?

Yo: No necesariamente, pero puedo contestar el chat

 Marcia nos mete a Ana y a mí en un chat.

 Marcia: ¿Uds. no es q tenían planeado ir a Perú?

Yo: teníamos, pero no lo coordinamos

Marcia: se van a morir

Ana: ¿por qué? ¿Nos va a llevar?

Yo: ¿que los tiquetes estuvieron en 150?

Marcia: los tiquetes están en $103.  No lo puedo creer

Ana: ¿están a las ya?

Marcia: me acaban de pasar el link, nunca había visto ese precio

Yo: si escogen un fin de semana y me prestan la tarjeta para comprarlo

Ana: ¡llévenos Marcia!

Yo: siiiiiiii, vamos… 4 días

Marcia: estoy literalmente con la boca abierta

Ana: ¡vamos!

Yo: ¿cuánto puede costar el hospedaje?

Ana: ¡yo si me apunto!

Marcia: jajajaja, yo no puedo chicas

Yo: ¿¿¿para qué alborotas el panal de las abejas???? ¿Para qué?

¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿PARA QUÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ????????????????????????

Marcia: solo quería que sufrieran conmigo jajajaja

Ana: ¿¡para qué putas!?

Yo: vamos y dormimos en un parque

Ana: ¿el hospedaje es muy caro Marcia?

Yo: de viernes a lunes

Ana: ¡yo lo hago! quiero iiiiiiiir… Machu Pichuuuuuuuuuuu…

Marcia: pero en 3 días no hacen mucho allá

Yo: Marcia, coopere

Ana: si Marcia…ud está siendo parte del problema y no de la solución

Yo: bueno, vamos al desierto

Ana: ¡si vamos! (yo quería machu pichu pero ok)

Marcia: mae… está demasiado barato, no lo puedo creer

Yo: jale, comemos mierda

Ana: ¡vamos!

Marcia: ese tiquete vale min $800

Yo: pan, agua, azúcar, ¿qué más da?

Marcia: allá la comida es muy barata

Yo: este es el plan, nos vamos viernes, sábado vamos al desierto a hacer sandboarding, el domingo conocemos Lima. Regresamos lunes

Ana: awwwwwwwww… vamonoooooos

Marcia: dicen que para marzo esta igual

Yo: vamos en marzo

Ana: ¡demosle!

Marcia: ahhh pero mita va para rep dom

Yo: vamos en mayo

Marcia: wahhhhh… ¿un feriado?

Ana: Marcia callese! Jajajajaja… ¡yo voy cuando sea! Ud. escoja mita…

Yo: yo no tengo ni un cinco en este momento.  ¿Quién tiene tarjeta para comprarlos ya?

Ana: yo pero no sé si pasa… jajajaja

Yo: con paciencia y fe en Jesucristo

Ana: ¿le da?

Yo: pásela

Marcia: estoy en un predicament jajajjaa… está demasiado barato… ¿A q precio sale?

Yo: 103, cada una… ida y vuelta together

Ana: dele mita

Marcia: PERRAS!!!!

Ana: jajajaja… ¡¡¡vamos Marcia!!!

Yo: vamos Marcia… comamos mierda un día… el día de mañana se va arrepentir

Ana: ¡exacto!… adrenalina que llaman

Marcia: ¿cuánto sale esa fecha?

Yo: del 5 al 9 de marzo… hasta me sudan las manos

Ana: mae…voy a llorar digamos… Marcia!… no sea pussy… jajajaja… ¡vamos! la va a gozar… vamos a tomar tecito de coca jajajaja… 103 dolares, ¿verdad?… hablenmeeeee! no me dejen… ¡stay with me girls! stay with meeeeeee… jajajajaa

…justo en ese momento, hablaba por teléfono con Marcia…

Yo: bueno ya la convencí

Ana: awwwwwww… dele, ¡dele antes de que se arrepienta!

… cinco minutos después…

Ana: ¿¡que putas pasa!? 😥

Marcia: ya no sale el precio

Yo: la culpa la tiene Marcia

Marcia: NOOOO

Ana: ¿y para febrero?

Yo: ya no deja

Ana: nooooooooooooooooooooooo :'(… ¿y febrero?

Yo: no tampoco, yo no  le voy a hablar a Marcia en 3 semanas: 1 por jugar con mis sentimientos, otra por no decidirse y la última porque soy una vieja rabietosa

Ana: noooooooooooooooooooo 😥

… tres minutos después…

Marcia: para febrero si sale

Yo: ¡cómpreloooo! ya lo pudo escoger…escójalo… cómprelo

Marcia: suave

Ana: oiga mita dele para febreroooooo… dele Marcia

Marcia: que le di del 1 al 7… suave… no aguanto la presión

Yo: y swpuwa sw pFO … Y DESPUES DE PAGO… fue mucha mi emoción… no pude con el teclado

Marcia: no podemos tantos días, q fecha, del 4 al 8? de feb

Yo: dele

Ana: si me gusta

Marcia: de jueves a dom

Ana: sino del 11 al 15 y así nos pasamos el 14 y sus culioladas por el ass jajajaja

Yo: me salió del 5 al 9

Marcia: no mae esto debe ser un error del sistema, cuando le doy comprar cambia a 500

Ana: oh Copa más re hijueputa

Yo: del 1 al 4 me salió… ya le estoy dando booking… de domingo a miércoles… vayan pidiendo vacaciones

Marcia: suave… ¿y las visas?  No da tiempo

Yo: ahhh picha

Ana: ¿qué hay que pedir? ¿Vacaciones o visas? no entendiiiii

Yo: las dos… cuanto duran en dar la visa

Marcia: como una semana, de lunes o martes, para viernes

Ana: ¿¡por qué el destino no quiere que yo viaje!? 😥

Yo: no, ya no hay… ¿por qué Marcia es así con nosotras? ¿Qué le hemos hecho, Anita?

Marcia: mejor busquemos para Las Vegas… ¿yo que?

Ana: no sé mae… no sé

Yo: uno buena gente… la escucha… se toma el cafecito con ella

Marcia: yo quería compartir con Uds. mi descubrimiento

Ana: jajajajajaja

Yo: jajajaja… bueno, DC es siempre una posibilidad y si no voy a la maratón, podríamos ir para Halloween

Ana: Marcia y Las Vegas ¿qué? ¿¡También es otra mentira!?… jajajaja… hábleme con la verdad…no quiero más engaños

Marcia: jajajjaja… eso estoy viendo

Yo: jajajaja… eso YO lo estoy viendo… con mis 4 cuatrimestres y 6 materias, puedo decir…

Ana: jajajajajaja… 4 eyes check

Yo: hasta me siento mareada

Marcia: yo tuve q comerme un Milán… a ver si me tranquilizaba… no sabía si reír o llorar

Ana: que mierda

Yo: yo tengo que tomarme un té de manzanilla

Ana: eso iba a ser lo más loco que iba a hacer en mi vida… ¿¡se imaginan que playada y que desilusión!?  No lo hiceeeee

Marcia: yo también, casi me da un infarto

Yo: bueno, eso no hubiera sido lo más loco de mi vida… but it was up there

Marcia: maes

Ana: uh…ya las palpitaciones van disminuyendo…ya bajando revoluciones…es una verdadera lástima que este tipo de cosas nos sucedan a nosotras las personas buenas… ¿no les parece?

Marcia: todavía me sale, del 4 al 9, de feb… para que las suba… jajaja

Ana: ¿y las visas? no da tiempo o, ¿sí?

Yo: a mí me están sudando las axilas, ¿ustedes saben lo que es pasar todo el día con las axilas mojadas por este agarrón de burro?

Ana: si si da tiempo tons COMPRELOOOOOOO

Yo: ESO

NO

ES

DE DIOS

…15 minutos después…

Ana: mita se salió jajaja no pudo más jajajaja

Yo: jajajajaja… fue mucho para mí

Ana: ¿qué hay que preguntar en la embajada?

Marcia: del 4 al 11 si sale todavía… pregunte el tiempo para solicitar una visa y los requisitos… que queremos viajar el 4

Yo: oh por dios

Marcia: mae… yo también ya estoy transpirando… jajaja

Yo: no puedo… voy por un té y cuando regrese quiero respuestas positivas

Marcia: jajajajajajaja

… 20 minutos después de que me fui hacer el té, donde solo discutieron lo de la visa…

Yo: yo dije que quería regresar con respuestas positivas

Marcia: para el 5 está a ese precio también y para el 6!!!

Ana: uy!!!!

Marcia: eso si nos da tiempo

Ana: deleeeeeee

Marcia: del 6 al 10? o ¿hasta cuándo?

Ana: del 6 al 11… Del 6 al 10… cualquiera

Marcia: claro esos pasajes son todo el día de vuelo

Ana: ¿¡está afirmando o preguntando!?

Marcia: afirmando…

Ana: ¿salen? ¿Ud. nos abandonó?

Marcia: ¡¡¡¡¡¡casi 10 hrs en Panamá!!!!!!

Ana: no estoy entendiendoooooo

Marcia: nos vamos de shopping jajjaja

Ana: awwwww… vamonooooooos… jajajajaja

Yo: ¿ya lo compró?  Diga que si

Ana: jajajajaja… me está dando algo…no estoy entendiendooooo

Marcia: regresamos 10 o 11… ¡díganme!

Yo: 11… 10…

Ana: 10

Marcia: del 6 al 10

Ana: ¡voy a llorar!

Yo: esto

no

es

de

dios

Ana: no tienen idea la cantidad de litros de orina que hay en mi vejiga y no me atrevo a bloquear e irme solo para saber… necesito que Marcia me dé una respuesta positiva

… 2 minutos después… pero que parecieron una eternidad…

Yo: yo creo que Marcia no dice nada porque no logró comprar el tiquete… y no quiere que le caigamos de nuevo

Ana: ¿será? Marcia…por amor  a mi vejiga, dígame algo

Marcia:

SORRY

Flights matching your selections are no longer available. You may want to change one of the following:

Ana: fuuuuuuuuck… ya vengo

Marcia: estoy en copa suave… x eso no uso Expedia

Ana: ¡Im back!.. ¿¡Ya nos vamos el 6 entonces!? jajaja

Yo: jajajajajajajajaja… no 😥

Ana: ¿el 7 entonces?

Marcia: ¿7 que?

Ana: diay no se… ¿cuándo nos vamos? ¿Hago maleta?

Marcia: parece que si

… y mientras se pasaban números de tarjeta, Ana mandaba el billing por una foto en WhatsApp y demás enseres…

Yo: Esto es parir… de verdad: la espera, el sudor, la angustia

Ana: me duele el estomago

Yo: el dolor de panza… no sabes si es caca o qué

Ana: tengo nauseas…o hambre…no sé…

Marcia: ¿el billing address?

Ana: ¿le llegó?

Marcia: no

Yo: ¿por qué no se lo digitas?

Ana: (la foto) ¡no quiere salir!… es muy larga…voy

Marcia: digite esa mierda

…. Ana digita el billing… Marcia lo pega en la página… yo espero.  Todas con el corazón en la mano, cruzando dedos para que pase la tarjeta….

Marcia: … me va dar algo

Ana: me siento mareada… ¿será este estrés en serio?

Marcia: pasó… WUJJJJUUUUU

Ana: awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww… jajajajajajajajajaja… ¿¡nos fuimos entonces!?

Marcia: MAE NO LO PUEDO CREER

Ana: voy a llorar… ¿de qué día a que día?

Marcia: ahora si me va dar algo

Yo: del 6 al 10

Ana: JAJAJAJAJAJAJAJA… no lo puedo creer… jajajajaja

Yo: oh por dios… oh por dios

Marcia: ¿vamos a Nazca?

Yo: donde sea, voy a escribirle a mi amigo en este momento, ¿cómo cuánta plata necesitamos?

Ana: ¡yo voy donde sea!

Yo: yo también… mae, no voy a poder dormir, tengo que avisar en la U

Marcia: maes ya tengo el estómago revuelto

Ana: mae no puedo creer la felicidad

 

Y esta es la historia de cómo empezó mi viaje al Perú.

 


Recibe un correo con el último post... bajo su propio riesgo de perder la cordura al leer tantas tonteras en un solo lugar!!!
... ¿quién dijo miedo?...

Categorías

Historico de las historietas

¡Protegido por derechos de Autor!

Escuchen bien, niñas y niños de la creación:
He pasado por muchas marthadas y momentos de angustia sudor y lágrimas, como para que alguien más lo tome prestado y sin permiso.
Robar es malo, malo, malo.
¡Los que roban se van al infierno, con el resto de sus amigos!

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: