Desabrochando a Martha

De esos fines de semana…

Posted on: 11 junio, 2015

Weekend

Reuniones desde las 8 de la mañana hasta las 2 de la tarde.  Discusiones todo el día.  Correos de gente enojada, que creen cómo hacer mi trabajo.  Leer 100 páginas de textos que no entiendo para la Universidad.  Atrasos en las entregas.  No tener tiempo ni para descansar.  La mente trabajando, día y noche, pensando en lo que queda pendiente.  Sin media hora para ir a correr.

Será por el propósito de este año de llevar la vida más despacio o será que de verdad estoy teniendo semanas del orto, que cuando llega el fin de semana solo quiero quitarme los zapatos, el bra, llenar mi refri de comida chatarra y desperdiciar oxigeno viendo televisión… es que los disfruto tanto

Sé el calibre de mi fin de semana, cuando decido irme temprano el viernes para disfrutar de la vida, pero me veo todavía conectada a las 7p.m.  Lo cual significa una sola cosa: hay demasiada pereza como para llegar a cocinar.  Para ir de compras al supermercado no, esos son otros cien pesos, eso de verdad lo disfruto… pero para llegar a pensar qué comer y de hecho cocinar… nah ah… el amor no da para tanto.  Así es que, muy probablemente, termine comprando comida: Subway, Spoon o BK (solo porque tengo unos cupones de 2×1 en Whopper).

Pero el cansancio es tanto, que devoro los alimentos y me quedo dormida, con la tele y la luz prendidas, los lentes puestos, la jeta sucia… y bueno, a media noche estoy forzando mi cuerpo a que se levante hacer lo que sea que tenga que hacer para descansar.

A la maña siguiente solo hay un plan: levantarme a vivir cuando ya no tenga sueño.  Muchos de ustedes pensarán que ya me convertí en la Bella Durmiente, porque siempre tengo sueño.  Pues no, lo cierto es que ya a las 10 de la mañana estoy radiante, viendo el mundo con ojos diferentes.

Lo que prosigue es un buen brunch: un vaso de agua para ayudar la digestión, huevos, pan, fruta, café con leche y pueda ser que ya me haya comido uno o dos chocolates durante la preparación.  Quiero que quede claro que cualquier tiempo de comida, de aquí en adelante, se realiza exclusivamente en mi cama, frente a la tv.

Bueno, cualquier momento de la vida sucede en la cama viendo Investigation Discovery o mi nuevo canal favorito, TNT Series.  El único momento en que circulo a lo largo de mi casa es para ir al baño o traer más comida.

Siendo terriblemente honesta, hay veces que el cargo de conciencia es grande (por eso de no hacer nada productivo), lo que me empuja a lavar ropa, platos o acomodar el típico sillón donde uno tira todo.  Advierto que eso sucede en lapsus: cuando termina un programa o están dando comerciales o el zapping no es lo suficiente como para mantenerme hipnotizada.

De pronto, llega el momento inevitable: después de que ha llovido, he tomado la siesta, jugado Candy Crush Soda hasta la saciedad, me pongo las tennis y voy a correr.  Al regresar a la casa, tomo una ducha eterna (si se fijan: no, no me baño hasta que sea justo y necesario), pongo música a todo volumen y preparo una deliciosa cena.

Es probable que el domingo se repita de la misma manera, pero con algunas diferencias.  Pueda ser que quede con alguna amiga para ir a desayunar a alguna parte.  O que en vez de ver Investigation Discovery, ponga una película.  En vez de correr después del aguacero, no salga del todo.  En vez de cocinar, solo recicle lo que quedó de la cena del día anterior.

Eso sí, a las 10 de la noche, en punto y como todos los días, suena la alarma para recordarme que ya es hora de dormir.  Aquí pueden suceder dos cosas.  La primera es que de vueltas y vueltas y vueltas porque no tengo sueño.  O bien, que justo en ese momento esté viendo algo súper interesante (como Harry Potter y la Cámara Secreta) y ni modo.

Ustedes, ¿cómo pasaron el fin de semana?

Anuncios

1 Response to "De esos fines de semana…"

En una abstinencia de no comprar libros, CD’s, birras, comida chatarra o cualquier otra cosa que me encuentre en el camino y que en ese instante lo encuentro indispensable. D: , estoy haciendo ahorros para la playa y hacer unos upgrades de los accesorios necesarios para el bajo; la calibrada, el estuche nuevo por que el que tenia ya estaba en las ultimas. Asi que abstinencia y mucha practica que la presentacion de final de cuatri se acerca! Aun no logro sacar ni 5 minutos que necesitaria para ponerme unas tennis y salir a correr!! Cual es su motivacion? Yo la busco y rebusco y nada…

Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Recibe un correo con el último post... bajo su propio riesgo de perder la cordura al leer tantas tonteras en un solo lugar!!!
... ¿quién dijo miedo?...

Categorías

Historico de las historietas

¡Protegido por derechos de Autor!

Escuchen bien, niñas y niños de la creación:
He pasado por muchas marthadas y momentos de angustia sudor y lágrimas, como para que alguien más lo tome prestado y sin permiso.
Robar es malo, malo, malo.
¡Los que roban se van al infierno, con el resto de sus amigos!

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: